Propiedades espirituales de la turquesa

La turquesa acrecienta la sabiduría, el ingenio y la agudeza mental y muy útil   para los estudiantes.

Es portadora de prosperidad  y suerte en asuntos de trabajo  y eco­nómicos.

Eficaz en la meditación e induce al individuo a avanzar espiri­tualmente.

Alivia los dolores producidos por el cáncer y otros dolores agudos.

Ayuda a detener el crecimiento irregular de las células.

Está indicada para curar cálculos renales.

Las vibraciones de la turmalina regulan el sistema endocrino y equilibran las secreciones y los niveles hormonales.

Abre los chakras de la garganta, el corazón, plexo solar y bazo.

•        Transparencia: de opaca a semitranslúcida

•        Variedades:

Turquesa persa,   de color azul muy intenso. Es la más   valorada; Irán, Afganistán.

Turquesa egipcia:   más verdosa y translúcida; Sinaí.

Turquesa americana:   de color azul verdoso, Estados Unidos, México y Canadá.

Etimología: de Turquía de donde llegaron a Europa las primeras turquesas

Propiedades físicas de las turquesas

  • •        Fosfato de cobre y aluminio
  • •        Dureza: de 5 a 6
  • •        Brillo: graso
  • •        Color: de azul claro a verde manzana
  • •        Fractura: concoidea, desigual
  • •        Exfoliación: buena
  • •        Densidad: de 2,6 a 2,8
  • •        Sistema cristalino: triclínico
  • •        Morfología: cristales en masas reniformes

Las turquesas están mezcladas con un   material amorfo de color blanco; cuanto   mayor es la cantidad de este material, más   nálidas v   porosas son.

Con la luz solar algunas turquesas palidecen, y al contacto con el   sudor, las grasas, los perfumes, etc. tienden a volverse verdosas.

Usos de la turquesa

La turquesa se ha empleado como gema desde los tiempos más antiguos. En Egipto, desde el año 3000 a.C. También se utilizó  en las civilizaciones primitivas de América central.

Debido a que es un material poco translúcido, su estructura interna no puede ser bien estudiada.

Como es un material criptocristalino, sus índices de refracción sólo se pueden determinar aproximadamente y no pueden ser considera­dos verdaderas constantes físicas.

Es un material poroso, lo que permite que sea impregnado fácil­mente con ceras, plásticos o disoluciones diversas. Si añadimos a lo expuesto la existencia de varios minerales naturales cuyo aspecto es parecido al de la turquesa, así como la de una serie de imitaciones, algunas bien logradas, se comprende fácilmente la cantidad  ae   pro­blemas que acarrea la identificación exacta y segura de esta piedra.

 

Propiedades curativas y espirituales de la turquesa.

La turquesa actúa sobre la comunicación y la facilidad de palabra.

Aumenta la capacidad creadora del pensamiento.

Es conocida como piedra de la alegría y el bienestar.

Reconocido amuleto para via­jeros. Indicada para prevenir el   mal de ojo los hechizos y la   magia.

Absorbe la energía negativa.

Flexibiliza las actitudes y los   patrones de pensamiento dema­siado dogmáticos o fanáticos también ayuda a ver el aspecto lúdico de  la existencia y a contemplar la vida con más sentido del humor.

Purifica la sangre, por lo que está indicada para el tratamiento de los trastornos circulatorios expulsando del cuerpo las toxinas nocivas.

Es recomendable para los que sufren de dolores de cabeza, migrañas, cefaleas, así como dolores musculares.

Estimula la pituitaria de un modo beneficioso.

Afinidad con los signos de Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio y Acuario.

Para ver y comprar turquesa

Interminerales, venta de minerales online

Ir a tienda de minerales
Rodados de turquesa