En China ha sido considerado desde siempre como piedra sagrada, y son abundantes las imágenes de dioses hechas en jade. Es la piedra de la tranquilidad y la prudencia, la serenidad y el dominio de la espiritualidad frente al materialismo.

Fue y sigue siendo una piedra sagrada en China. Los altares de la tierra y de la luna estaban fabricados en jade verde, así como las estatuas de Buda. En las tumbas de china aparecen a menudo trozos de jade verde, pues se considera que esta piedra da vitalidad a los muertos. A su vez, los hombres intercambiaban imágenes de dos hombres grabadas en jade verde como señal de amistad. Si estaba tallada en forma de mariposa se regalaba para obtener el amor de la otra persona. En cambio, garbadas en forma de murciélago o cigüeña se usaba para prolongar la vida. A su vez, también en china, se usaban platos de jade verde, pues se consideraba que la energía de la piedra traspasaba a la comida antes de ser consumida.

Propiedades mágicas del jade

El jade tiene múltiples propiedades mágicas que van desde atraer el amor, dinero y suerte, hasta evitar accidentes.

Con respecto al amor, en la China se tenía la costumbre de grabar la figura de una mariposa para atraer el amor o se entregaba el jade a otra persona con la esperanza de obtener amor. Era un frecuente regalo de compromiso de un hombre a una mujer.

Se puede usar una pieza de jade mientras se trabaja en el jardín para mejorar la salud de las plantas. Cuatro trozos de jade enterrados en el perímetro del jardín también son eficaces para este fin.

Se puede usar el jade para atraer dinero, el ritual consiste en cargar un pendiente o anillo de jade con energías positivas y luego ponérselo. Para cargar el jade, se debe tener una actitud positiva hacia el dinero y visualizarse usándolo de forma productiva y creativamente.

Cuando esté contemplando un asunto de negocios, sostenga un trozo de jade en su mano por unos instantes. Siéntase infundido con sus energías favorables y luego decida qué curso tomar.